«

jun
28

Los comienzos

12 comentarios

Sin pings

  1. Mikel Arredondo escribió:

    Corría el año 1983, otoño, la mayoría de “los viejos” cursábamos 1º de BUP en Coras. El que escribe estaba en aquella época concentrado en sus estudios en el cole y también en el Conservatorio de Música (entonces todavía Conservatorio, en el Casco Viejo, ya que el cambio de sede a la Escuela de Música frente a la Plaza de la Constitución llegaría un año más tarde). Lo que es las chicas y los deportes de riesgo (kinito, vaso escondido, etc, etc) quedaban aún lejos.

    Bueno, pues un día de noviembre de 1983 mi compañero de clase (grupo B) Félix Pedrosa, que sabía que yo estudiaba música, me dijo que tocaba el clarinete en una fanfarre (yo sabía que él era un experto txistulari, pero desconocía lo de la fanfarre). Bueno, el caso es que había uno libre, y me convenció de que era fácil, más sabiendo solfeo, que te lo pasabas muy bien… y me preguntó si quería meterme en su fanfarre, para hablar con el director, Ramiro. Esa fanfarre se llamaba Zaleak, llevaba funcionando unos 4-5 años, proveniente de una “excisión” de los Biznietos de Celedón. Bueno, el caso es que, como niño bien educado en colegio religioso y de pago, pedí permiso a mis padres, me autorizaron, y allí que me fui, con Félix, un sábado a las cinco de la tarde, al local que tenían en Siervas de Jesús. Me “enseñaron” cómo se hacía sonar una “gaita” de esas negras, “grillos” que llamábamos en Biotza en los comienzos, y de esa manera se introdujo en mí el veneno de todo esto. Salí tocando con ellos en enero de 1984, en la Cabalgata de Reyes. Uno de los ocho clarinetes que tenía la fanfarre. Qué frío, qué nervios y qué subidón; luego llegaron unos memorables Carnavales donde el kas de limón circulaba ya con algunos aditivos (hielos, efectivamente)… Concurso de fanfarres de Condom-en-Armagnac (impresionante), Txun, Txun Eguna bajo la lluvia y finalmente suspendido, pueblos fantásticos como Oyon (qué vaquillas las de aquel año…), Briviesca (Garay, Garay, sin comentarios, sin comentarios), Bilbao, Alegría-Dulantxi, … uf, uf, uf. Hasta que en octubre de ese año, en lo que es un clásico de las fanfarres, la famosa crisis de la “vuelta al cole”, se constataron una serie de irregularidades en la Dirección “económica” de Zaleak, se generó un proceso de descomposición y, finalmente la fanfarre se disolvió. De los restos nacieron la txaranga Kilkir, un grupo de donde estuvo Félix por un tiempo… y el que escribe (cuyos padres le dejaron muy clarito que lo de un grupo de verbenas … tururú) se encontró solo y con el veneno metido en el cuerpo. Muy, muy envenenado…

    Y así, ya en 2º de BUP, primavera de 1985, se encendió una chispa en los Coras: conversación con el Hno Alberto González Samaniego, con el Director Hno Eduardo Salazar, José Luis Martínez de Luco, … ampliando el círculo, … Hno Fernando Lana, … y me dejaron ir a una reunión de la Directiva de la Asociación de Padres del Colegio, a explicar eso que proponía… y que para mí era muy sencillo: yo sabía de “aquella manera” tocar todos los instrumentos necesarios (la caja y la flauta, aunque alguno se sorprenda dada mi trayectoria en los últimos años, no), en la liquidación de Zaleak había unos cuantos instrumentos en venta a buen precio: saxofón alto por 28.000 pesetas, algún clarinete, un fliscorno, bombardinos por 20.000 (¿o serían 40.000?), había que ver qué instrumentos podían comprar los propios componentes de la fanfarre, Zaleak me cedía el archivo de partituras, el colegio nos podía dejar utilizar un aula… Además, una vez que comenzáramos a salir tocando no haría falta más contribuciones por parte de nadie, ya que la fanfarre se autofinanciaría (ahí creo recordar que se rieron).

    Imaginaos la situación, un crío de 16 años intentando convencer a la directiva de la Asociación de Padres de que el colegio podía tener una actividad “extraescolar” más: la fanfarre Corazonistas. El chaval venía con buenas referencias pero… bueno, “si convences a algunos padres para que compren el instrumento a sus hijos, apoyaremos para comprar aquellos otros que (bombardino, el bombo…) entendemos que es difícil conseguir que lo hagan”. Ricardo Sáez de Heredia, vocal de la Junta Directiva, fue un apoyo importante.

    Primer escollo semi-salvado. De ahí a por el segundo: el Hno Alberto hizo una preselección de chavales de las clases que yo no conocía, en cursos inferiores, yo hice mi campaña dentro de clase, buscando adhesiones (Ander Díaz de Garayo, Alfredo Gil Gauna, Juanma Ruiz de Viñaspre, Félix Pedrosa, Gorka Sánchez Nanclares, Luis Iriarte, …), … y convocamos a los papás y mamás de aquellos que (no todos entraron) iban a ser los “elegidos”, los primeros, los que construyeran la rueda, y los que la echaran a andar no con poco esfuerzo. Así, nos reunimos una tarde en el Salón de Actos de Coras, otra vez para que el chavalillo contara lo que quería hacer, insistiera (hasta la saciedad, no os podéis hacer idea) que era posible, que íbamos a ser capaces de hacerlo. Y allí, después de contestar muchas dudas, muchas preguntas, se manifestaron apoyos que no olvidaremos nunca, como el de los padres de Roberto Bilbao, Javi García, David de la Vega, seguidores incondicionales e incansables de la fanfarre, por muchos años.

    Y así fuimos asignando futuros instrumentistas con instrumentos, organizando la estructura musical que tendría la agrupación. Los padres comprometidos compraron los instrumentos, la Asociación de Padres también desembolsó lo que faltaba… y, no recuerdo muy bien la fecha, pero creo que sería allá por junio cuando nos juntamos en la clase del Hno Alberto, en el Polideportivo del colegio, para comenzar a familiarizarnos con esos cacharros y empezar a hacer ruido.

    La fanfarre Biotzatarrak había comenzado a gatear.

  2. Mikel Arredondo escribió:

    PRIMEROS ENSAYOS Y PARTITURAS.

    Las primeras partituras que seleccionamos eran sencillitas como ellas solas. Algunas de ellas siguen en el repertorio, como Bat, Bi, Iru, Lau, o Dulantxi, Beber, Beber, … Otras pasaron al archivo de carpetas marrones, como Hey (La Vieja), Fiesta Mejicana, …

    Pero antes había que hacer sonar los instrumentos: Ander con la trompeta, los hermanos Ruiz de Viñaspre con el bombardino (Iñaki -el Banano- no había nacido todavía con ese nombre, quedaba oculto tras el armatoste, pero pronto mostró sus capacidades para la boquilla), David de la Vega con el trombón de varas, Luis Iriarte con el clarinete (Luis partía con ventaja… él ya sabía), … y en la clase de música pasamos todo el verano, tarde tras tarde (y alguna mañana supongo que también), con permiso de Tony Rominger claro: media escala p’arriba, p’abajo. Afortunadamente no hay grabaciones de aquello, pero creo que los que entrenaban al otro lado de la puerta, en la pista del Polideportivo, pasaron un mes de julio…

    Por ahí habrá una foto de los primeros chavales que fuimos a tocar a Castañares de Rioja, con pantalón vaquero y camisa o niqui blanco, y con no más de 10 temas (igual hasta exagero) en el repertorio. Pero nos dio igual, fuimos, tocamos (como tocamos) y lo pasamos muy bien.

  3. Mikel Arredondo escribió:

    EL PRIMER CONTRATO (DE COBRAR)

    ¿100.000 pelas? si no recuerdo mal, parte de las cuales se fueron a gratificar ayudas externas de la antigua Zaleak (Maite con el saxo alto, Olga con el clarinete, …).

    Tuvimos la baja a última hora del único trompeta que venía de Zaleak, Jesús Mari, cuyo hermano ¿Angel? vino un día al ensayo a intentar hundirnos la moral diciendo que no sonábamos ni a cuerno, que así no podíamos salir en fiestas y que… su hermano se iba de vacaciones con sus padres.

    A través de Peluche, de la cuadrilla de los hermanos Arredondo (los dos mayores), llegamos a su hermano, que era Presi, Vice o Vocal (pero algo pintaba en su cuadrilla de blusas), y le contamos las cosas tal cual eran: que acabábamos de empezar, que éramos unos chavales, … Y así vinieron dos ó tres de la cuadrilla Bereziak al colegio a vernos tocar en un ensayo. «Bueno…» o algo así ya llegaron a decir, poco más. Pero dejaron atrás los txistus y nos «adoptaron», nos acogieron y nos trataron como unos papás a sus niños: cuántos sólos de flauta/flatín, saxo soprano hicieron Xabi Pascual o Koldo Luco a hombros de algún blusa!!!. Ese año acabaron de kalimotxo (la canción) y el resto del escaso repertorio que tocábamos hasta…. Lógico: 4 días de fiestas tocando 10 canciones…

    Por cierto, que no sé si fue el primer año, pero descansábamos un paseíllo. No digo que no lo hiciéramos, sino que nosotros íbamos delante con nuestro pantalón vaquero y camisa blanca, y los blusas tocando (es un decir) los instrumentos, detrás. Alguno ya diría que no se notaba tanto la diferencia…

    Acabamos reventados, los labios de los trompetas (Ander) daban auténtica pena, pero creo disfrutamos como lo que éramos: unos enanos.

    El único cabreado de vez en cuando… el dire, que ya empezaba a ser llamado «papá Mikel»

  4. Mikel Arredondo escribió:

    EL LOCAL / LOS LOCALES

    Hasta llegar al Biotzoko… adémás de pasar muchos años, de ínvertir muchísimo esfuerzo, ganas y conocimiento, por parte de los actuales miembros de la fanfarre, y también dinero… la fanfarre ha ido ensayando donde ha podido:

    Se empezó en la clase de música del Hno. Alberto, en el Polideportivo. Pronto se nos pasó al aula de Pretecnología, bajo las escaleras según se entraba por el acceso central al edificio del colegio. Allí se permaneció durante mucho tiempo, y la verdad es que en cierta forma, el local fue «customizado» a nuestro gusto.
    Utilizando maquinaria de la carpintería contigua, construimos una barra de bar con las tapas de los pupitres que habían retirado desde el colegio. No quedó nada mal y ya nos encargamos de aprovisionarnos de coca-colas, kases y otros zumos. Teníamos una pizarra con pentagramas, creo recordar, los atriles de madera que servían más para esconderse que para soportar las partituras… alguien nos metió en un lío en una ocasión por un crucifijo que misteriosamente adoptó la posición de martirio de San Pedro, también tuvimos líos con las llaves (eran maestras y alguien descubrió que abrían las salas de profesores…)
    En más de una ocasión hubi que ensayar en el frontón cubierto, porque molestábamos algún tipo de encuentro.
    Aulas «ocupadas» posteriormente… la grande, donde cursamos en su día dibujo técnico, otras clases de distiintos pisos…
    Debajo del internado…
    Y ya más recientemente, después de la remodelación profunda del edificio del colegio, en el aula de gimnasia, o judo, o lo que fuera, o en un aula de preescolar, bajo la portería.

  5. Mikel Arredondo escribió:

    DIRECTORES MUSICALES

    Voy a empezar diciendo que uf, uf, uf. Es seguro, y pido disculpas por anticipado, que me voy a dejar a más de uno en el tintero, lo primero porque no he vivido todos estos años dentro de la fanfarre, y lo segundo, porque la memoria es frágil.

    No obstante, empiezo por uno mismo, claro, que sí que no hay duda, fui el primero. Pasadas varias crisis, en la definitiva, hubo una especie de competición para sustituirme. Era la «n» vez que estando hasta los mismísimos cataplines dimití y sí lo dejé. Ahí estuvieron en liza Aitor Ibáñez y Diego Duque, y creo fue la primera vez que en la fanfarre se habló en términos que algunos hemos conocido después, cuando hemos hablado de las «habilidades sociales». La cuestión era, no sólo saber música, sino tener «don de gentes». Veintidós años después… como para partirse la caja.

    Bueno, pues tanto Diego como Aitor pasaron por la Dirección.

    Antes, creo recordar, también tuvimos una efímera ayuda de Vicarregui (director de Ostadar) por aquella época, si bien duró poco para alivio de alguno o algunos que se cagaban por la patica abajo, y perdón por la expresión, cuando el dire Vicarregui marcaba las entradas con la mano (un compás, como quien solfea al viejo estilo Conservatorio)
    Buena ayuda, la recuerdo con cariño, fue la de un tal José Ramón, cuyo apellido no recuerdo, que tocaba el clarinete en la Banda de Música de la Ertzaintza. Venía desde Irún los sábados que podía… Creo que con él se inició la senda del diretor remunerado (no quedaba más remedio, tal era el quemazón que suponía aguantaros).
    Esa senda se perdió cuando Xabier Moraza tomó la batuta, y que significó la entrada de nuevos arreglos en el repertorio de la fanfarre. No os portasteis muy bien con él (es una opinión): no sólo no le pagasteis, sino que encima lo tirasteis a un fuente en fiestas de Vitoria. Mal hecho.

    Habéis pasado por épocas en las que no habéis tenido director, que la voz «cantante» era la que más arrimaba el hombro, y la que más chillaba. Habéis ayudado Andoni, Mariví, Ixone, algun@ más, seguro.

    Ya en estos últimos años, hubo una segunda vuelta en plan «mercenario» del que escribe, y ya vuestro último director musical «Kiriko», quien ha intentado, como todos los anteriores, inculcaros varios sentidos: gusto y oído, para escucharos individualmente, escucharos unos a otros, el conjunto, para participar sin sobresalir (distorsionar), nuevos arreglos, muchas ganas… y al igual que los anteriores lo ha conseguido con mayor o menor éxito, porque…
    Biotza no sabe de musicalidad, sabe de marcha, de ambiente, de dar caña… La musicalidad es (siempre lo fue) de Biznietos.
    Puedo recordar perfectamente esnsayos en la desaparecida aula de pretecnología, subido en el pequeño pódium de director que había, llamándoos de todo menos lindezas. Os quejabais: era imposible que tocáramos Zeruko Deia, era dificilísima, imposible, …cuántas cosas… ¡vagos! Pero la sacasteis, la sacamos, y con nota, diría yo, aquel día de las fanfarres. Si cuando queréis…
    Ahora bien, que cuando no queréis… que no hay manera. Ejemplos: Buen Cartel o La del Pañuelo Rojo.
    Biotzas. Sois Biotzas.

  6. Dacapo escribió:

    Querido Mikel. José Ramon Apodaka era el incauto. Recuerdo la paciencia con la que nos ensayaba allá arriba, en el pasillo de las clases de COU y los laboratorios. También recuerdo mi época en la dirección. Yo llegué a «conseguir» hasta una banqueta para la dirección de los sábados a la tarde. La verdad es que había que tener o mucho valor o ser un Biotza en toda regla. Al dejar la Fanfarre (aunque hay algo dentro de mí que me dice que nunca me marché del todo), pasé a hacer algún arreglo que otro, y la verdad es que hacer arreglos sencillos y que funcionen no es nada sencillo. Tengo en mente » Rock & roll radio» de Los Ramones, que tuvo bastante éxito, o La Abeja Maya, gran hit para amenizar unos carnavales en los que éramos un panal gigante con su reina y sobre todo con sus zánganos. Desde luego, tanto tocando como dirigiendo, tengo que decir que 25 años dan para mucho, y es una pasada, cómo una formación digamos salida de una cuadrilla de patio de colegio haya dado para tanto. Ylo que queda. La verdad es que el hecho de haber cumplido el sueño del Biotxoko (estuve hablando con Pajko y era lo que se venía soñando desde hace años) es una cosa impensable hace años. Recuerdo cómo se comentaba cuando estaba yo hace años: estaría guay, es inviable… Pero ya ves. Bueno, que al final me voy a poner a llorar y no son horas. Agurrrrrrrr y seguiremos comentando.

  7. Marivi escribió:

    El nombre de BIOTZATARRAK.

    Como bien nos cuenta Mikel, el nacimiento de la fanfarre se produjo en el propio Colegio de Corazonistas. Todos los componentes eran por aquellos años, alumnos del colegio. (Colegio masculino en aquel año 1985).

    Y claro, a esta nueva formación había que darle un nombre… Aún recuerdo perfectamente el día que estando en casa, Mikel lanzó la pregunta de,… ¿qué nombre podemos poner a la fanfarre?? Y, sin tardar mucho, pensamos en llamarle Fanfarre BIHOTZATARRAK (con H) ya que jugando con el termino de Corazonistas, e intentando hacer una traducción al euskera del término, sabíamos que corazón se decía Bihotz y que para los gentilicios en su forma plural se usaba el sufijo –tarrak unido al sustantivo,….

    Así que de esta forma nació: Bihotzatarrak.

    Lo que no sé muy bien es cómo perdimos la H tan pronto y para todos estos años, porque aunque sabemos que la H es consonante muda y no se pronuncia, (eh, Pakjo?? ), no aparece ni en el estandarte ni el logo del muñeco que teníamos serigrafíado en el bombo.

  8. Luis Iriarte escribió:

    LA PRIMERA CANCION

    Leyendo los comentarios de Mikel se me ha puesto la carne de gallina.
    He de reconocer que algunos de los detalles los tenía ya olvidados, pero hay uno que si recuerdo que no aparece explícitamente. Nuestra primera canción en público. Fue, efectivamente, en los campamentos de Coras de Castañares de Rioja. El grupo de unos 10 crios que habíamos estado ensayando las semanas anteriores comenzó tembloroso a tocar LADY ROCK.
    Nadie bailó. Ni siquiera creo que nadie se percatara de que estba sonando un Rock. Lo intentamos con esa y con 3 o 4 más. Eso si, la gente aplaudía muy educadamente. Recuerso que tras nosotros se puso a tocar una txaranga del pueblo de Castañeres. Entonces es cuando me di cuenta que nos quedaba un gran camino por recorrer.

  9. Xabier Moraza escribió:

    Yo cuando entre de director, tuve una presentacion que ni la CR7. Da Capo me cedio, con un honorable gesto, la puta banqueta. Y me dijo….»ahí te jodas»

  10. Lagartijo escribió:

    Yo creo que no entendiste bien. Te dijo: la tienes toda. En referencia a que era toda la banqueta para ti. Hay que indicar que la banqueta del director, era como la silla del director de una pelicula de cine, es decir, tiene un estatus de consideración. Con lo cual deberás decir que fue todo un honor ensayarnos aquella temporada. Del legado del Sr. Moraza quedan canciones escritas a mano por él mismo, con gran esfuerzo y dedicación, y que además, todavía hoy se tocan…

  11. Dacapo escribió:

    Cómo que a mano, en pleno siglo XXI en la era de los ordenadores?. Bueno yo creo que sería sin acritud de ningun tipo, y siempre desde el corazon.

  12. Natxo (fote) escribió:

    Y así hasta cumplir 25 tacos !!!!

    http://www.elcorreo.com/alava/v/20101109/cultura/trompetas-casa-20101109.html

    ZORIONAK PA TODAS !!!!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>