«

»

may
14

Alegría – Dulantzi

8 comentarios

Sin pings

  1. Morci escribió:

    Volviendo, ya de mañana, al tractor-cama que nos habían habilitado como dormitorio, a un miembro de la fanfarre se le ocurrió coger prestada una gallinica. Cual fue su desgracia cuando vio que se le acercaban unos agentes muy gentiles ellos. Ni corto ni perezoso echó la gallina al suelo, la tapó con unas hierbicas y la pisó «con mucho cuidado». Estuvo charlando amigablemente con los agentes un buen rato y cuando se estaban yendo y se consideraba a salvo, uno de ellos se volvió y le comentó: Sigue disfrutando de la fiesta, pero afloja un poco el pie que la vas a ahogar …

  2. Mitxa escribió:

    Je, je… yo «recuerdo» también un año que fui con mis amigas las pescateras a Alegría de fiestuki… porque era un año antes de entrar yo en la fanfare, creo… y… VOLVIMOS.
    Por lo menos VOLVIMOS (¿Eh, Folli?)

  3. Morci escribió:

    Un día fuimos a los autos de choque bastante frescos, creo. El caso es que estábamos «jugando» tranquilamente entre los «miembros» de la fanfare y de repente, se metió por medio el barraquero. Además tenía un coche que corría más la lagartija un día de viento … Ante manifiesta injusticia, ABUSON, hubo que hacerle frente saliendo del coche y dirijiéndolo desde fuera cogiéndolo por la banderica. Al acabar el viaje hubo un pequeño cambio de pareceres y Sousa que pasaba por allí, se llevó «un premio». Todo se solucionó posteriormente en el Martínez con un juego muy divertido y poco saludable: «El Agua Escondida», que merece otro capítulo …

  4. Lagartijo escribió:

    La verdad es que a mi Alegría me pilló por los pelos, porq al poco de entrar a la fanfarre (solo fui un año a dichas fiestas), nos dejaron de contratar, lo cual se decidió por unanimidad el año que decidieron bautizarnos, con una especie de agua santa llamada Lugumba.

    Sobra decir que ese caldo, precipitado de forma enérgica sobre los polos blancos, deja una marca muy original que ni el Blancolor…..

    Pero lo que iba a comentar es que los mozos de tan ilustre villa alavesa tenían una forma muy peculiar de divertirse, como por ejemplo, meter un tronco de considerables a un bar, sujetarlo por los dos extremos (entre varios mozos), mientras que el resto se columpia en el tronco, se balancea, da vueltas de campana… y asi hasta que alguien se cae al suelo…. ZASSSS!! Momento en el cual se organiza una montonera supergraciosa, sobre todo para el pobre mozo que se ha caido al suelo el primero…

    Y fijate que además, volver de alli es pelin complicado, sobre todo por la sinuosa carretera, los estrechos arcenes, y los amortiguantes prados que hay desde allí hasta Vitoria…..

  5. Dacapo escribió:

    Querido tijo, no comentaras eso último a cuenta de cierto accidente de trafico…. Ademas el Folli se sacó la carrera yendo de empalmada a los examenes de septiembre desde tan noble pueblo!

  6. Dacapo escribió:

    Y no me hagais hablar de ese pueblo que no podría de dejar de contar anécdotas varias, alguna realmente asquerosa.

  7. susana escribió:

    a k estás esperando?

  8. Juanjo flautín escribió:

    Dios mío Dios mío. Me ha dado noseké escribir en el blog pero lo cierto es que me he dicho… atomarporkulotodojuntoconunpardehuevossinpensarlopallaquemearranco.

    Seguro que ninguno os acordáis de mín SNIF. Bueno, con alguno sigo teniendo alguna relación y espero que sí, pajarracos. Es lo que tiene tocar la flauta, «no se hizo la miel para la boca del cerdo», o eso me decía Xabi…

    Las fiestas de Dulantzi. Para mí, con mis doce añitos y abstemio hasta la muerte (o hasta que cogí carrerilla), las fiestas de Dulantzi fueron… cómo decirlo… ACOJONANTES!!! Qué ilusión les hacía a mis aitas verme tocar la flauta, luego se la llevaban y me dejaban allí solito… inconscientes!!! El Martínez, los kinitos de patxarán para hacer tiempo desde que llegaba el tren, las montoneras del Joker, las chicas que te preguntaban donde ibas a dormir, la estación que quedaba taaaaaaaaaaan leeeeeeeeeeeeeeejos que por no ir, esperabas a desayunar para entrar en calor.

    Ea agures y HALA MADRID aunque nos metan…

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>